Toni Hernández

La belleza de hallar la evolución en el genoma


bookmark bookmark bookmark bookmark bookmark bookmark bookmark bookmark bookmark

Es sabido que Charles Darwin no llegó a conocer la genética. Los pioneros trabajos de Gregor Mendel fueron ignorados porque la comunicación científica en la época era muy limitada. Todo lo contrario sucede actualmente: la sobreinformación abruma al científico y al público. Permítanme presentarles un bello hallazgo, una nueva evidencia de la evolución en el genoma. Para desánimo de creacionistas. Y para rescatar la gota del océano de información en el que se había perdido.

Sin duda hubo serendipia. La suerte y/o casualidad buscada, tras la cual acecha el ojo científico. Luego (y antes) trabajo. Tomamos los cientos de especies secuenciadas que hay en algunas maravillosas bases de datos públicas (como Genomesize), e hicimos un gráfico en el que dibujamos el número de cromosomas (1n), en el eje x, frente al tamaño del genoma (en el eje y), en millones de pares de bases (Mbp).

Y allí estaban, en el mapa genómico, los cúmulos, los clústers, empezando por abajo, de los hongos, después los insectos, diversos tipos de peces, luego saliendo del agua los anfibios y los reptiles, y agazapados en su seno los pájaros. Los mamíferos se dispersaron a su manera, y las plantas angiospermas decidieron ocupar todo el nicho que pudieron del mapa genómico. Las gimnospermas, más jóvenes evolutivamente, aún no se han dispersado tanto. ¿No huelen la evolución?

Quedan más interrogantes, ¿por qué unas especies tienen más cromosomas que otras? ¿Por qué se divide el genoma en cromosomas? ¿Hay alguna relación con conocidos patrones de la lingüística como la ley de Menzerath-Altmann? ¿Qué fascinantes secretos esconde todavía el lenguaje de la vida? Un apasionante campo que nos deslumbrará en las próximas décadas.

Artículo fuente (en inglés):

http://www.mdpi.com/1099-4300/13/8/1465/

Genomesize (Prof.Gregory):

http://www.genomesize.com/

Lo que Darwin ignoraba:

http://bibliotecadigital.ilce.edu.mx/sites/ciencia/volumen2/ciencia3/070/htm/sec_76.htm

Mendel vs Darwin:

http://www.cienciahoy.org.ar/ln/hoy119/ciencia.htm


Entradas wikipedia de temas relacionados:

http://es.wikipedia.org/wiki/Cromosoma

http://en.wikipedia.org/wiki/Cluster_analysis

http://en.wikipedia.org/wiki/Menzerath's_law

NOTA: Este artículo es propiedad original del autor citado, aunque ha podido ser publicado anteriormente en otros medios, en cuyo caso aparecen descritos al final del mismo. En caso contrario o en notas de prensa el autor aparecerá como "Noticias de Internet"

15 Comentarios hasta el momento »

  1. Ricard Solé dijo

    20 de diciembre del 2011 a las 11:53

    Seguramente con la mejor de las intenciones, el autor de este ensayo ha escrito algo incomprensible: ¿a que se refiere con "¿no huelen la evolución?" Sobre la pregunta de "¿porque se divide el genoma en cromosomas? " mucha gente ha pensado en ello. Existen diversos motivos, que van desde las ventajas de la recombinación (clave en la reproducción sexual) hasta limitaciones físicas para empaquetar tanta información en un espacio tan pequeño, sobre todo teniendo en cuenta que esa información debe ser "desplegada" y replicada infinidad de veces. Eisten varias correlaciones entre propiedades de cromosomas y volumen celular que lo indican con claridad.

    la segunda imagen habla por si sola: un nubarrón de puntos sin ningún tipo de estructura y mezclando un grupo que contiene diez familias y miles de especies de tamaños, historias evolutivas y organización muy dispares. Nadie que se considerara mínimamente serio se tomaría esta nube de puntos como indicativa de otra cosa que seudociencia.

  2. Therfer dijo

    20 de diciembre del 2011 a las 16:48

    hola,

    Un placer Sr.Solé recibirle en estas páginas. Voy por partes:

    a) "Oler"(RAE), en el sentido de la tercera acepción de la RAE:

    oler.(Del lat. olēre).
    1. tr. Percibir los olores.
    2. tr. Procurar percibir o identificar un olor. U. t. c. intr.
    3. tr. Conocer o adivinar algo que se juzgaba oculto, barruntarlo. U. m. c. prnl.

    b) Seudociencia no, es una nube de puntos de la cual no se puede hacer un estudio de clustering serio por lo que usted comenta. Sin duda quedan miles de especies por conocer y secuenciar, y agrupaciones tal vez mejores que realizar. Las plantas tienen procesos cromosómicos complejos, que usted conoce...que dispersan mucho... ¿Hay también quizá una división mejor en los reptiles o en los anfibios? Propóngalas, hagamos que la ciencia avance.

    Nuestro estudio muestra que no todo es tan obvio como usted argumentó en su día sobre el estudio de Forns & Ferrer(2009), en el que por cierto no se animó con todos los grupos planteados (o con las agrupaciones de organismos que usted proponga) si no sólo con el que le daba un resultado que cuadraba con sus expectativas e hipótesis:(http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1002/cplx.20326/abstract).

    Nos queda mucho por aprender y descubrir, ¿no? De hecho el ilustre Wentian Li está trabajando sobre el mismo tema en otro nivel genético (Wentian Li (2012), "Menzerath's law at the gene-exon level in the human genome" Complexity, to appear.).

    La intención de estas páginas ha sido acercar al gran público un pequeño paso en la investigación en un terreno apasionante, investigando las huellas que la evolución deja en el genoma, en este caso en la dispersión cromosómica...¿o no cree que la evolución opere a nivel genómico?

    Gracias por entrar en el debate constructivo de la ciencia, atentamente

    Toni

  3. Ricard Solé dijo

    28 de diciembre del 2011 a las 02:19

    Hola de nuevo y gracias por la respuesta,

    Claro que la evolución opera a nivel genómico. Uno de los problemas de la evolución y de la síntesis neo-darwiniana es la jerarquía de niveles sobre los que opera la evolución, Vemos el papel jugado por la selección a nivel del empaquetamiento espacial del genoma (no olvidemos que hablamos de miles de millones de pares de bases encerrados en un volumen mínimo), en las frecuencias de recombinaciones o translocaciones cromosómicas a nivel poblacional, en las fusiones y fisiones que han tenido lugar en diversas especies, en el impacto de poliploidías, en los patrones de expresión y lectura, la epigenética, etc etc. Precisamente porque esto NO es nuevo creo que hay que ser algo más serio.

    Te equivocas al decir que mi "argumento" -sólo era un modelo nulo trivial para comprobar que no había nada que ver más allá de la definición de media- se limitó a aquellos grupos en los que "cuadraba con mis expectativas". Los datos del trabajo original y su presentación daban un "patrón" resultante de la definición de media. Los "nuevos" resultados en los que presentáis una nube de puntos mezclando especies cercanas y lejanas y con una dispersión de valores fuera de madre no tienen ningún sentido. Aunque tu artículo trata de presentar mi modelo de juguete como una "teoría" de evolución aleatoria de genomas, no es el caso. Mi propuesta original en ningún momento fue una alternativa explicativa, simplemente parte de una demostración trivial de la trivialidad de los resultados.

    Y ya que mencionas el trabajo de Wentian Li, que acaba de publicarse: e aquí un ejemplo donde alguien que sabe de genómica ha estudiado el problema tomando DENTRO DE UNA ESPECIE niveles de complejidad que poseen un significado informacional que tiene sentido y que merece llamarse estudio cientifico. Como puede ver quien se lea el trabajo, el mismo Li critica el trabajo de Ferrer y Forns. Como analogía de la crítica de Li, creo que la ley nunca fue formulada en la linea de tomar palabras y sílabas de muchos lenguajes distintos (seria el equivalente -si tuviera sentido- de los cromosomas/genoma) y extraer alguna regularidad.

    En cuanto al articulo de divulgación, honestamente creo que un lector ajeno al tema será incapaz de entender a qué te refieres. A eso me refería con lo de "oler" (era irónico). En general, creo que el planteamiento del trabajo (muy curioso: es la primera vez que veo una réplica de un artículo en otra revista que no sea la original) demuestra un desconocimiento de la biologia muy claro. Eso no es necesariamente malo: han salido trabajos sobre regularidades en datos biológicos analizados por físicos que han demostrado con claridad la presencia (y a veces el significado) de leyes desconocidas hasta entonces. Pero esos casos suelen tener detrás una estadística muy sólida y un marco teórico potente. En vuestro trabajo esas regularidades simplemente no existen. Y creo que la biología o la evolución están simplemente ausentes.

  4. Therfer dijo

    30 de diciembre del 2011 a las 13:23

    Hola, encantado de seguir con el debate que hace posible la ciencia, y más en e-ciencia.

    Coincido con usted en la dificultad del tema que nos ocupa, en la relevancia de aspectos como las frecuencias de las recombinaciones cromosómicas, o en las interesantísimas poliploidías o la epigenética, ¡uff que asunto la epigenética!

    Discrepo, obviamente, en su insistencia en sostener que no somos serios, (científicamente, supongo, espero que no sea otra ironía de esas que no se pillan en la red, ya que la alegría es la base de la vida, ¿no?). Mire usted, las estadísticas nos avalan. Nos hemos podido desviar –como también usted-, o NO, en el nivel óptimo de estudio (muy interesante la aportación del profesor Wentian Li), pero incluso el profesor Li apoya que el paralelismo que establecimos entre la lingüística y la genética era una buena metáfora: él la ha utilizado aunque a otro nivel y para una sola especie, y ahora deberemos todos contrastar su novedosa aportación y reflexionar más sobre ella, ¿no le parece?. Existe un gran debate (abierto) sobre la relevancia de las partes ‘oscuras’ del DNA…supongo, intuyo, que aquí usted lo ve de una manera más acorde al paradigma tradicional y yo de otra…

    Sepa que he estado en varias conferencias suyas, hablamos de divulgación (no busco el rigor extremo en ellas, para eso están los papers), y le podría nombrar muchas metáforas que se utilizan y que, en ningún caso, me hacen tildarle de pseudocientífico (el irrespetuoso recurso rápido de la falta de argumentos) y me ha sorprendido su cerrazón ante la posibilidad de plantear perspectivas que difieren de su visión de las cosas. No me lo esperaba.

    Vamos al rigor, si quiere. Comenta después en este segundo post: “creo que la ley nunca fue formulada en la línea de tomar palabras y sílabas de muchos LENGUAJES distintos…” (la mayúscula es mía). Quiero creer que es un anglicismo, pues nosotros no hablamos nunca de “lenguajes distintos”, lenguaje hay sólo uno… en todo caso el genoma, que en mi humilde opinión, lo concibo como el lenguaje universal de la vida y, en todo caso, me atrevo a mentar otra metáfora, fíjese, cada especie sería una LENGUA diferente, (y entre los usuarios anteriores de la manida metáfora hay biólogos notables, por si acaso...).

    Insisto, no se limite a tildarme de poco serio o de trivial (lo encuentro una falta de respeto), argumente de forma más seria y sólida usted también, acorde a su nivel. Tampoco responde a ninguno de mis planteamientos del post anterior. ¿Hay algo mal en nuestras estadísticas? Rebátalo con argumentos numéricos más convincentes y para todos los organismos (proponga nuevas agrupaciones si las que hay no le gustan o no le parecen adecuadas). ¿Por qué no miró el resto de especies? ¿No tuvo tiempo o no le daba lo que quedaba bonito? La trivialidad también es aplicable a su modelo trivial (de juguete, sí) que no es explicativo y que tiene poca biología, como los juguetes...

    Por otra parte, LO ÚNICO QUE NO LE ADMITO es que ofenda al gran público, al lector de e-ciencia (y menos en su propia casa), al plantear su incapacidad para entender el artículo de divulgación al que postea. Es sencillo –y bello-, y de hecho ellos sí han entendido la sugerente idea, el paralelismo entre el gráfico y la evolución….a explorar. ¿Que a usted no le gusta? ¿No le es evidencia suficiente? Qué le vamos a hacer. Estamos en ello. Tampoco aporta usted mucho salvo crítica no constructiva y peyorativa, y no por eso le tacho de pseudocientífico. El respeto mutuo es uno de los valores que aprendí en mi educación. Precisamente la sencillez de la representación gráfica que aportamos (con datos reales, no modelos inventados al uso) la hace accesible al gran público al que sí le costará más entrar en la estadística que nos apoya. ¿No le parece interesante la posibilidad de hallar agrupamientos y ciertas regularidades en los datos reales?

    Para concluir, el artículo no es una réplica o respuesta a su trabajo, ni tampoco esta humilde página de comunicación de la ciencia. No se confunda. Le hemos citado como es de rigor, como corresponde cuando alguien rebate el trabajo de los demás en el constructo científico, pero nuestro breve artículo es más que una respuesta. Y la biología sí existe en nuestro trabajo, aunque no la quiera ver: los datos son de especies reales secuenciadas, no son modelos de juguete inventados. Y la evolución está ahí, tras cada especie secuenciada que ocupa un maravilloso lugar en el espacio genómico.

    Finalmente, nuestro artículo no pretendía ofenderle, lamento si lo ha hecho, leo entre líneas su enojo (tal vez me equivoco, corríjame). Mi intención es construir, mejorar, avanzar en la investigación de un tema crucial. Gozo intelectual mediante. Si opina que es todo trivial, proponga un contraargumento a nuestros resultados: no me parecen tan triviales, y no serán tan fáciles de rebatir cuando no lo ha podido hacer mejor en estas líneas. ¿No le convenzo a usted? A mí por ahora usted tampoco. Y me resultaría extraordinario aclarar algún misterio de la vida tras un interesante debate basado en argumentos, por supuesto, y no en descalificaciones facilonas.

    Atentamente, felices fiestas y 2012

    Toni

  5. Ricard Sole dijo

    30 de diciembre del 2011 a las 15:16

    Hola de nuevo,

    bueno, hemos llegado a un punto de equilibrio.

    Lamento que el tono haya sido de descalificación. Es obvio para mi que se ha manipulado mi critica planteando algo que yo no he dicho. Pero este no es el lugar para una discusión como esta. Solo te diré que -y obviamente esta es una opinión- no considero lógico rebatir vuestro trabajo con "argumentos cuantitativos" cuando la realidad es que todo falla desde el principio (la famosa metáfora). Que me digas que "los datos son de especies reales secuenciadas, no son modelos de juguete inventados. Y la evolución está ahí, tras cada especie secuenciada que ocupa un maravilloso lugar en el espacio genómico" o nada es lo mismo. Todos los datos disponibles son, es cierto, muy reales. Lo que es vital es que la pregunta o la hipótesis tenga sentido. Las nubes de datos per se no significan nada. Bajo mi punto de vista, esto falla. Y lo del "maravillosos lugar en el espacio genómico" suena demasiado bien para un trabajo que está lejos de maravilloso.

    Pero para eso están los articulos disponibles para quien quiera leerlos. Que juzguen los demás.

    suerte y buen año,
    Ricard

  6. Eciencia com dijo

    31 de diciembre del 2011 a las 11:13

    Apreciado Sr.Solé,

    Como editor y lector de e-ciencia sí me siento capacitado para entender el artículo de divulgación al que postea. Tal vez aún queda mucho para comprender el genoma, pero sí se ve en el gráfico que cada grupo de especies ocupa un espacio distinto según sus cromosomas.

    En cualquier caso, muchas gracias por participar en el debate y ofrecernos su visión al respecto.

  7. Ramon Ferrer i Cancho dijo

    2 de enero del 2012 a las 18:19

    Apreciado Ricard,

    Creo que los lectores de este blog pueden andar un poco perdidos entre el artículo de divulgación que ha escrito Toni y referencias indirectas a artículos de investigación relacionados. Me gustaría poner en contexto a los lectores sobre los trabajos de investigación que son el motivo (subyacente) de esta discusión:

    1) Ferrer-i-Cancho, R. & Forns, N. (2009). The self-organization of genomes. Complexity 15 (5), 34-36. [ doi: 10.1002/cplx.20296 ]

    Nuria Forns y yo presentamos una conexión entre los genomas y el lenguaje humano a través de la ley de Menzerath-Altmann.

    2) Solé, R. V. (2010). Genome size, self-organization and DNA's dark matter. Complexity 16 (1), 20-23. [ doi: 10.1002/cplx.20326 ]

    Aquí presentas argumentos en contra de la conexión lenguaje-genomas de 1).

    3) Baixeries, J., Hernández-Fernández, A. & Ferrer-i-Cancho, R. (2011). Random models of Menzerath-Altmann law in genomes. BioSystems, in press. [ doi: 10.1016/j.biosystems.2011.11.010 ]

    4) Hernández-Fernández, A., Baixeries, J., Forns, N. & Ferrer-i-Cancho, R. (2011). Size of the whole versus number of parts in genomes. Entropy 13 (8), 1465-1480. [ doi: 10.3390/e13081465 ]

    En 3) y 4) se muestran los errores de tus argumentos en 2), entre otras interesantes aportaciones que hacen de 3) y 4) más que una respuesta a 2). Dejemos que los lectores interesados vayan a las fuentes y decidan por si solos que argumentos son sólidos y cuales no.

    Cordialmente, feliz 2012

    Ramon

  8. Ricard Sole dijo

    4 de enero del 2012 a las 15:31

    Gracias a todos por los comentarios.

    Creo que la lista de referencias técnicas será útil para quien quiera comprobar lo que digo. Ya que estamos, aqui va mi opinión: 3 es una simple continuación del trabajo inicial, con los mismos errores de base y una "estadistica" de suspenso de carrera y 4 es una laaaarga perorata sobre lo equivocado que es mi "modelo", que NUNCA trato de ser un modelo del genoma y su evolución, ya que no incluye la biología esencial. Aún así, los autores interpretan incorrectamente lo que se plantea en mi comentario. Pero una vez más, ahí están las fuentes.

    Para el editor: si, se ven grupos de puntos. Debe ser algo muy bello, y yo me lo pierdo. Pero puedo apostar algo: si tomamos dos variables cuantificables (numero de células, tamaño corporal, numero de genes o lo que se quiera) de muy distintos grupos, veremos "¿sorpresa?" que hay agrupaciones. Lo lamento, pero esto me parece muy poco serio.

    un saludo,
    Ricard

  9. Ramon Ferrer i Cancho dijo

    10 de enero del 2012 a las 07:39

    Apreciados lectores,

    En este blog Ricard Sole nos ha hecho una demostración de su mala educación, su falta de respeto hacia los demás (Toni, lectores de e-ciencia, yo mismo,...), su gran disponibilidad para criticar (véase 2)) pero sus serias dificultades para encajar las críticas de 3) y 4) en el juego de la ciencia y del progreso científico (quien critica debe aceptar elegantemente la crítica), y finalmente, su maestría para atribuir a los demás su propios defectos. Quienes lean 3) y 4) podrán formarse su propia opinión sobre quien se merece realmente los calificativos (tomados prestados de Solé en este blog): “seudociencia”, “hay que ser algo más serio.", “desconocimiento de la biología”, "un trabajo que está lejos de maravilloso.", “estadística de suspenso de carrera”.

    Solo unos ejemplos:
    - En 2) Solé nos critica eliminado la distinción entre plantas angiospermas y gimnospermas que habíamos hecho en 1). Para el solo existe el grupo “plantas” ¿Siendo una distinción importante estadísticamente (ver 3)) y biológicamente por qué la elimina? No parece que se tome muy en serio la biología.

    - En 2) Solé nos critica sin utilizar ningún test estadístico riguroso. Se inventa un test en el que define una hipótesis nula pero no da ninguna medida de confianza de sus resultados (p-valor o “p-value”). Nosotros en 3) aplicamos un test estadístico riguroso en el que sí obtenemos medidas de confianza que indican que la probabilidad de que su crítica sea correcta es muy baja. El caso más espectacular son los mamíferos: ¡la probabilidad de que su argumento sea correcto es menor que 0.00000001! ¿Qué es más sólido: su análisis sin p-valores mediante un procedimiento inventado y tremendamente susceptible a cometer errores tipo II (falsos negativos) o nuestro test riguroso basado en estadística no paramétrica estándar?

    - En 2) Solé analiza solo 2 de los 11 grupos de especies que analizamos en 1). Solé aún no ha respondido a la pregunta de Toni sobre por qué solo analizó plantas y mamíferos en 2). La respuesta: “se me olvidó analizar los otros grupos” no es válida para un investigador ICREA como él. En realidad, la respuesta es muy sencilla: en otros grupos de especies residen los contraejemplos a sus argumentos según su débil análisis. Ricard Solé solo analiza los grupos que le convienen. Esto en inglés se llama “biased reporting” y constituye un ejemplo de “bad science”. A parte de usar métodos de análisis débiles, Solé esconde la verdad de los datos. Los interesados en los detalles técnicos pueden consultar la tabla 1 del siguiente artículo:

    Jaume Baixeries, Antoni Hernandez-Fernandez, Nuria Forns, Ramon Ferrer-i-Cancho. Menzerath-Altmann law in genomes. http://arxiv.org/abs/1201.1746

    En resumen, falta de rigor científico y comportamiento público pésimo bajo los auspicios de ICREA (Institución Catalana de Investigación y Estudios Avanzados), el Instituto de Biología Evolutiva (CSIC), la Universitat Pompeu Fabra y el Parque de Investigación Biomédica de Barcelona (PRBB).

    Cordialmente,

    Ramon

    1) Ferrer-i-Cancho, R. & Forns, N. (2009). The self-organization of genomes. Complexity 15 (5), 34-36.

    2) Solé, R. V. (2010). Genome size, self-organization and DNA’s dark matter. Complexity 16 (1), 20-23.

    3) Baixeries, J., Hernández-Fernández, A. & Ferrer-i-Cancho, R. (2011). Random models of Menzerath-Altmann law in genomes. BioSystems, in press.

    4) Hernández-Fernández, A., Baixeries, J., Forns, N. & Ferrer-i-Cancho, R. (2011). Size of the whole versus number of parts in genomes. Entropy 13 (8), 1465-1480.

  10. Ramon Ferrer i Cancho dijo

    10 de enero del 2012 a las 09:33

    Disculpas. La numeración correcta de las referencias en mi comentario anterior es:

    3) Hernández-Fernández, A., Baixeries, J., Forns, N. & Ferrer-i-Cancho, R. (2011). Size of the whole versus number of parts in genomes. Entropy 13 (8), 1465-1480.

    4) Baixeries, J., Hernández-Fernández, A. & Ferrer-i-Cancho, R. (2011). Random models of Menzerath-Altmann law in genomes. BioSystems, in press.

  11. Ricard Solé dijo

    13 de enero del 2012 a las 01:41

    Ramon, cálmate, no te salgas de tus casillas. Creo que acusar de incompetencia a ICREA u otras instituciones por lo que -hasta ahora- son mis opiniones (que tengo derecho a expresar) es otro ejemplo de poco rigor. Esto no es una conspiración, es una discusión. Si crees que vuestro análisis estadístico es correcto, me alegro por ti. Pero la ciencia no es cosa de "fe", o eso creo. Si estoy equivocado, al final quedará claro y tendré que reconocerlo. Sólo espero que tu ceguera de ahora no te impida hacer lo mismo si sois vosotros los equivocados. Y ya está.

    Sólo recordar que no basta con que un artículo esté lleno de tablas y gráficos. Los artículos de ese tipo que están equivocados son legón. No significa que quienes los escribieron lo hicieran con mala intención. Sólo que estaban equivocados. Y vuestra estadística está mal, pero ese no es el problema: NO HAY NINGUNA EVIDENCIA DE QUE LA METAFORA LINGUISTICA TENGA EL MAS MINIMO SENTIDO. El análisis estadístico, las nuevas gráficas son una nube de humo. Por ese motivo carece de ningún interés hacer un "análisis estadístico riguroso". Si el planteamiento de base es insostenible: ¿que valor tiene ese análisis?

    y hasta aqui puedo llegar, creo que la discusión entra en un círculo cerrado y que en este blog está fuera de lugar,

    un saludo
    Ricard

  12. Ricard Solé dijo

    13 de enero del 2012 a las 02:06

    Aunque contradiga mi despedida anterior, perdonad por estas últimos coletazos:

    Una nota final, por si realmente alguien que se lea esto decide mirarse los artículos.

    En mi comentario al artículo original, publicado en Complexity, empleo un modelo de juguete en el que los genomas se representan por cadenas discretas que luego se rompen al azar (es un resumen de la idea). En ninguna parte de la descripción de este modelo (que ocupa tan sólo el último párrafo del comentario) se dice que cada elemento de la cadena corresponda a una unidad de la cadena de ADN. Como cualquiera que sepa algo sobre citogenética os confirmará, las roturas en los cromosomas no tienen lugar en cualquier punto sino en ciertos lugares, y se sabe que la distribución de distancias entre puntos es heterogénea. Si hubiera querido comparar datos reales lo lógico habría sido ponerle escalas a mis unidades, por ejemplo distancia media en pares de bases entre dos breakpoints. Una vez más, el objetivo no era intentar explicar vuestra "ley" linguistica con un modelo nulo -como vendéis mi modelo en vuestro último artículo- sino presentar un contra-argumento cualitativo basado en una explicación muy simple.

    Finalmente, decir que mi modelo no tiene gran cosa de nuevo: tal como señalan los autores en el trabajo (4) es un tipo de modelo de "bastón roto" (broken stick) del que hay mucho trabajo teórico hecho desde los 50, mucho más profundo ymatemáticamente completo que el que se presenta en el trabajo citado. Cuando MacArthur lo planteó para "explicar" las distribuciones de abundancia de especies en la naturaleza, lo hizo despojando a los ecosistemas que quería comprender de todo su detalle. Este modelo podría ser criticado de manera similar a la que Ferrer y sus colegas han llevado a cabo con mi propuesta, pero una vez más sería no ver el bosque. La discusión que hacéis de mi propuesta suponiendo que mis cadenas representan literalmente pares de bases es infantil o malintencionada.

    Sólo para que Ramón no me acuse (a mi y a mis instituciones) de nada, mi cita a MacArthur no significa que compare mi modelo con su trabajo, que fue realmente original y de enorme impacto pese a todas sus limitaciones.

    koniek.
    Ricard

  13. Pep dijo

    17 de enero del 2012 a las 13:36

  14. Therfer dijo

    28 de enero del 2012 a las 20:57

    Felicidades por el Gordo de la ciencia:

    http://www.elperiodico.com/es/noticias/sociedad/gordo-ciencia-1362263

    koniek

  15. ¿Hablan los monos? | Ciber Andainas dijo

    5 de mayo del 2016 a las 18:58

    […] Menzerath-Altmann se ha encontrado, además de en el lenguaje humano, en la música, e incluso en el nivel genómico, por lo que podría ser un indicio de la complejidad de la transmisión de información en la […]

Comentarios RSS · TrackBack URI

Dejanos tu Comentario

Nombre: (Requerido)

E-Mail: (Requerido)

Sitio WEB:

Comentario: