¿Qué flor es esa?


Las guías de campo siguen siendo materiales muy útiles, sobre todo cuando la conectividad a Internet no está garantizada en muchos de los parajes naturales que circundan el Mare Nostrum. Con la primavera, el polen se encarga de recordar, en especial a alérgicos y asmáticos, que ha llegado la floración. ¿Qué plantas les provocan más alergia o episodios asmáticos? La guía actualizada “Flora del Mediterráneo”, de Ingrid y Peter Schönfelder, es sin duda una buena forma de conocer e identificar tanto la belleza de las flores como, si es el caso, la presencia del origen de sus males primaverales.
Seguir leyendo...


Píldoras de poesía cuántica


Una de las fronteras del conocimiento humano es la física cuántica. Sus postulados son tan sencillos y, en palabras del catedrático José Ignacio Latorre, tan humildes, que se escapa a menudo su profundidad como sucede con los haikus orientales. Para comprender un poco más qué significa para el conocimiento humano la cuántica, la de verdad, no esa que utilizan como muletilla los magufos en sus imposturas cuando quieren dar rienda suelta a sus timos, vale la pena introducirse en esta suculenta propuesta divulgativa de José Ignacio Latorre.
Seguir leyendo...


El médico ante el espejo


No estaría nada mal que todas las profesiones fuesen tan escrutadas como la profesión médica. Será que la salud, por su vinculación con la supervivencia y la efímera existencia humana, nos preocupa desde los albores del juramento hipocrático y, lejos de que el pensamiento del siglo XXI nos ofrezca respuestas racionales, seguimos a menudo enzarzados más en la crítica destructiva del sistema sanitario que en abordar un enfoque constructivo que ayude a mejorar la praxis médica. Por eso son tan relevantes ejercicios pedagógicos de autocrítica como éste que firma el urólogo y cirujano oncológico Salvador Esquena.
Seguir leyendo...


El enigma del ahora


Una de las cuestiones que atribula a la Humanidad desde que es consciente de ella misma es el misterio del tiempo. El tiempo celular, que marca el ritmo con el que nuestras células se acaban consumiendo tras un cierto número limitado de reproducciones; el tiempo biológico, que nos conduce a la muerte como organismo; y el tiempo psicológico, subjetivo, que varía según nuestras circunstancias y entorno, son todos ellos tiempos que se conectan con el inexorable tiempo físico y que determinan el halo tenue existencial que circunscribimos a lo que llamamos Ahora.
Seguir leyendo...


Otros artículos

Última hora



Más actualidad en prensa, blogs, inglés



Imagen astronómica del día


Y la de ayer fué:

Un arco iris en el horizonte de París


Encuesta


Si la ciencia actual avanza por la labor en equipo, ¿tiene sentido dar el Nobel a una persona?
Ver resultados