Autor Tema: Paradoja del Quijote  (Leído 5398 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado Colón

  • Pasaba por aquí
  • Mensajes: 40
Paradoja del Quijote
« en: Enero 23, 2008, 19:56:38 »
Qué hacer con este dilema.

Desconectado Toloza

  • Aficionado a los experimentos...
  • **
  • Mensajes: 121
Re: Paradoja del Quijote
« Respuesta #1 en: Marzo 30, 2008, 08:28:40 »
Yo creo que lo que hay que hacer es dejarlo pasar, y una vez adentro ahorcarlo

Desconectado lemmek

  • Principiante
  • *
  • Mensajes: 64
Re: Paradoja del Quijote
« Respuesta #2 en: Mayo 16, 2008, 22:00:18 »
Qué hacer con este dilema.

Lo que hizo el gobernador de Barataria.

In dubito pro reo



Desconectado giramonvirt

  • Aficionado a los experimentos...
  • **
  • Mensajes: 123
Re: Paradoja del Quijote
« Respuesta #3 en: Mayo 19, 2008, 11:03:23 »
Muy simple, condenarlo a la horca e inmediatamente indultarlo.
Y a la postre ser agradeciod por los jueces por hecerles ver que impartir justicia no es trea sencilla.

Desconectado ALEXARANGO

  • Pasaba por aquí
  • Mensajes: 23
Re: Paradoja del Quijote
« Respuesta #4 en: Julio 31, 2008, 05:23:36 »
La paradoja del mentiroso en el Quijote


-Señor, un caudaloso río dividía dos términos de un mismo señorío… Y esté vuesa merced atento, porque el caso es de importancia y algo dificultoso. Digo, pues, que sobre este río estaba una puente, y al cabo della, una horca y una como casa de audiencia, en la cual de ordinario había cuatro jueces que juzgaban la ley que puso el dueño del río, de la puente y del señorío, que era en esta forma: «Si alguno pasare por esta puente de una parte a otra, ha de jurar primero adónde y a qué va; y si jurare verdad, déjenle pasar; y si dijere mentira, muera, por ello ahorcado en la horca que allí se muestra, sin remisión alguna.» Sabida esta ley y la rigurosa condición della, pasaban muchos, y luego en lo que juraban se echaba de ver que decían verdad, y los jueces los dejaban pasar libremente. Sucedió, pues, que tomando juramento a un hombre, juró y dijo que para el juramento que hacía, que iba a morir en aquella horca que allí estaba, y no a otra cosa. Repararon los jueces en el juramento, y dijeron: «Si a este hombre le dejamos pasar libremente, mintió en su juramento, y, conforme a la ley debe morir; y si le ahorcamos, él juró que iba a morie en aquella horca, y, habiendo jurado verdad, por la misma ley debe ser libre». Pídase a vuesa merced, señor gobernador, qué harán los jueces del tal hombre; que aún hasta agora están dudosos y suspensos. Y habiendo tenido noticia del agudo y elevado entendimiento de vuesa merced, me enviaron a mí a que suplicase a vuesa merced de su parte diese su parecer en tan intricado y dudoso caso.


Capítulo LI de la segunda parte de El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha



Paradoja del mentiroso.

LEAN CAUDALOSO COMO PUEDEN VER ASUMIERON PUES AHORCARLE Y EN EL MISMO MOMENTO EL RIO SE LLEVO EL PUETE COMO LO DICE TAMBIEN LA LECTURA EXISTIA EL HOMBRE MURI A CAUSA DE AHOGAMIENTO PERO NO DE LA ORCA ES DECIR QUE EN VERDAD MERECIA MORIR Y EL RIO SE ENCARGO DE QUE SU FALTA SE PAGASE PUES DE NO SER ASI VIVIRIA SU VIDA COMO UN QUITO JUEZ SIN PODER SER AHORCADO O PASAR AL OTRO EXTREMO




 

Desconectado Mustacheman

  • Forero limitado
  • Mensajes: 1
Re:Paradoja del Quijote
« Respuesta #5 en: Febrero 04, 2013, 00:48:03 »
La respuesta es simple, el hombre que ha respondido la pregunta no tiene por que ser ahorcado por la ley que se le imputa en ese momento, pudo haber sido por otra cosa, digamos, matar a su esposa (pienso que 4 jueces parados en un puente deben hacer regir otra ley aparte de la de matar al mentiroso, digo, los movimientos fiscales del pasado eran casi tan ajetreados como los del presente), existen infinitas razones por las que el podría ser ejecutado en esa horca, ya que no dice: el sujeto morirá en esta horca SI Y SOLO SI responde con mentiras esta pregunta. Es tan solo un rudimentario bucle, pero es la unica respuesta no infinita que veo al dilema, ya que son circunstancias (tanto la respuesta del hombre como la ley de los jueces) totalmente diferentes.