Por fin, Escher en tres dimensiones


bookmark bookmark bookmark bookmark bookmark bookmark bookmark bookmark bookmark

El informático Gershon Elber y su equipo del laboratorio del Institute of Technology Technion, en Israel, han diseñado un programa capaz de hacer realidad el sueño de millones de admiradores: pasar la arquitectura imposible de Escher de las dos dimensiones, 2D, a 3D gracias a un nuevo programa informático.

Una vez, el pintor alemán Maurits Cornelis Escher, declaró: "Mis ideas están basadas en mi asombro y admiración por las leyes contenidas en el mundo que nos rodea. Quien se maravilla de algo, toma conciencia de algo maravilloso." Y ahora, gracias al trabajo del informático Gershon Elber, podemos maravillarnos y tomar más conciencia del trabajo de este gran artista. A él siempre le obsesionó el conflicto entre lo que era capaz de imaginar en tres dimensiones y la forma de plasmarlo en el plano, de solo dos dimensiones, sin que por ellos perdiera la fuerza ni perspectivas del mundo real.

Para superar estos problemas, Escher creó unas técnicas que consiguen una serie de ilusiones ópticas muy logradas. Sin embargo, para el que ve por primera vez unas de sus obras, es complicado imaginar sus peces, aves, escaleras que suben y bajan al mismo piso, torres, círculos, triángulos... en tres dimensiones, es casi imposible. Y eso es precisamente lo que se propuso Gershon Elber y su equipo: sacar del mundo de dos dimisiones, las litografías y dibujos, y tráelos a nuestro mundo de tres dimensiones. Para ellos crearon un software capaz de convertir las ilusiones ópticas, de los dibujos de Escher, en órdenes precisas para que una impresora de haga una copia de la obra en tres dimensiones. Con la gran ventaja de que, la copia en 3D, mantiene las ilusiones ópticas diseñas originalmente por Escher. Este logro, del software de Elber, se publicó en la revista Advances in Architectural Geometry.

Con motivo de este logro, el Technion (Israel Institute of Technology) ha publicado un vídeo de todo el proceso de fabricación. En él podemos ver, paso a paso, cómo el profesor Elber envía los datos a una impresora 3D. Tras una espera de 27 horas de impresión, el milagro: una versión de la la litografía de Escher, conocida como "Belvedere" en tres dimensiones. Que podemos coger, girar y tocar. Y tal como declaró el propio Escher:"Quien se maravilla de algo, toma conciencia de algo maravilloso.

NOTA: Este artículo es propiedad original del autor citado, aunque ha podido ser publicado anteriormente en otros medios, en cuyo caso aparecen descritos al final del mismo. En caso contrario o en notas de prensa el autor aparecerá como "Noticias de Internet"

1 Comentario hasta el momento »

  1. walther Barboza dijo

    7 de marzo del 2014 a las 04:04

    demasiados buenos toda mi vida los he admirado lo felicito por su trabajo me gustaria saber mas de su obra

Comentarios RSS · TrackBack URI

Dejanos tu Comentario

Nombre: (Requerido)

E-Mail: (Requerido)

Sitio WEB:

Comentario: