Ciencia para el pensamiento crítico


bookmark bookmark bookmark bookmark bookmark bookmark bookmark bookmark bookmark

PORTADAEl origen de la vida, las vacunas, los transgénicos, la inteligencia emocional, el sexo... ¿Puede caber todo eso en un solo libro? En la última obra de divulgación científica de Pere Estupinyà, sí. Por lo menos en breves pinceladas. “El ladrón de cerebros. Comer cerezas con los ojos cerrados” (Debate) es un reflejo de los eclécticos intereses de este bioquímico español que desde hace años se dedica a la divulgación científica. Está destinado a un perfil de lector “al que no le interesa un libro entero sobre el cerebro o sobre la genética, pero sí capítulos al respecto narrados de forma amena", me contaba hace poco el propio Estupinyà durante una entrevista.

En sus más de 300 páginas explica el ciclo del carbono y su relación fundamental con la vida, resume la evolución hasta el Homo sapiens, indaga en el estudio del cerebro humano, se pregunta sobre posibles misiones tripuladas a Marte, etc. Pero sobre todo, invita al lector a pensar de forma crítica. “Es un viaje hacia una incorporación a la vida de la manera de pensar científicamente", asegura el autor. Por eso empuja a su público a analizar sin prejuicios, a dudar y a permitirse cambiar de opinión.

En temas controvertidos como los alimentos transgénicos o las terapias alternativas, Estupinyà cree que en España hay un debate demasiado polarizado. “Tenemos el síndrome Barça-Madrid”, afirmó durante nuestra conversación. O se defiende por completo un punto de vista o el contrario. Respecto al actual debate sobre las vacunas, por ejemplo, Estupinyà defiende en su libro que „las consecuencias de la no vacunación son infinitamente peores“ que las de no hacerlo. Eso sí, durante nuestra entrevista admitió que desde la ciencia se ha abordado este debate con demasiada arrogancia. Para convencer „hay que ser más sútil e inteligente (...) La ciencia debería aprender de los publicistas como vender su mensaje“, señaló.

Estupinyà (Tortosa, 1974) ha pasado por el Massachussetts Institue of Technology (MIT) , ha trabajado en los Institutos Nacionales de la Salud de Estados Unidos y ha sido consultor en la Organización de Estados Americanos. Sus textos destilan rigor, experiencia y pasión por la ciencia. ¿Demasiada variedad para un sólo libro? Desde mi punto de vista, no. En todo caso el lector se quedará con ganas de profundizar en los aspectos que más le interesen y podrá investigar por su cuenta."

¡Ah, sí! ¿Qué de donde viene eso de comer cerezas con los ojos cerrados? Sería lo contrario al denominado "cherry picking", la tendencia (poco rigurosa) de elegir las mejores cerezas de un cesto y decir que en conjunto están buenísimas sin tener en cuenta las que están verdes o picadas. "En ciencia, en teoría, si quieres saber como son (las cerezas), no tienes que elegir las mejores. Para ser justos con la realidad, a veces hay que cerrar los ojos", resume Estupinyà.

EL LADRÓN DE CEREBROS. COMER CEREZAS CON LOS OJOS CERRADOS .Pere Estupinyà. Debate. 332 páginas.

Lee el primer capítulo aquí

Artículo publicado para el Máster de Periodismo y Comunicación Científica (UNED).

NOTA: Este artículo es propiedad original del autor citado, aunque ha podido ser publicado anteriormente en otros medios, en cuyo caso aparecen descritos al final del mismo. En caso contrario o en notas de prensa el autor aparecerá como "Noticias de Internet"

Dejanos tu Comentario

Nombre: (Requerido)

E-Mail: (Requerido)

Sitio WEB:

Comentario: