Microorganismos, ¿pueden ser beneficiosos?


bookmark bookmark bookmark bookmark bookmark bookmark bookmark bookmark bookmark

El cuerpo humano es un universo que cada vez se descubre más complejo.  Además del genoma y el epigenoma, es cada vez más normal escuchar la palabra microbioma.

Pero, ¿Qué es exactamente el microbioma?

Este concepto se define como el conjunto de genes que forman parte de los millones de microorganismos que conviven dentro y fuera de nuestro cuerpo.  Los genes microbianos influyen de una manera significativa en nuestro organismo, superando la proporción 100:1 a nuestros propios genes.

Por otro lado, se denomina microbiota a la población de estos pequeños habitantes en diferentes partes del cuerpo. Cada ser humano tiene un microbiota, y por ende, un microbioma único y particular.

El microbiota puede encontrarse en la piel, los ojos, la vagina, la boca y el instestino. Y se adquiere en el momento en el que nacemos y su composición dependerá de si el parto se ha realizado por la vagina, por cesárea, en un hospital, en casa, e infinidad de factores. Sin embargo, aunque al nacer adquiramos un microbiota determinado, éste está en continuo cambio, estos cambios están sujetos al estrés, edad, dieta, salud, sexo…

El denominado microbiota instestinal es lo que comúnmente conocemos como “flora intestinal”.

El intestino está recubierto de estos microscópicos habitantes, que contribuyen a la fisiología humana mediante la transformación de azúcares y grasas en compuestos más simples para que puedan ser absorbidos, la producción de vitaminas K, B12 y ácido fólico entre otras cosas.

Es decir, no sólo la dieta influye en la composición microbiana, sino que la microbiota influye en el valor nutricional de los alimentos, de forma que dos personas que lleven la misma dieta pueden obtener diferentes nutrientes.

Las principales bacterias que componen el microbiota del instestino son Firmicutes (gram-positivas), Bacteroidetes (gram-negativas) y Actinobacterias (gram-positivas).

El Dr. Peter Warren, médico estadounidense que dedica parte de su tiempo a investigar la alimentación y cómo afecta ésta al cuerpo, dio una charla en TED “Microbiome: Gut Bugs and You” sobre la importancia del microbiota y la influencia de la alimentación.

En el centro de Ciencias para Ciencias del Genoma en la universidad de Washington, St. Louis, el grupo de laboratorio del Dr. Gordon  lleva a cabo  investigaciones sobre el microbioma y la obesidad. En uno de los artículos publicados, observaron que ratones obesos ob/ob tenían un 50% menos de Bacteroides respecto a Firmicutes. Concluyendo una posible relación entre la obesidad y el microbiota del intestino.

El mundo del microbioma y sus interacciones con el cuerpo humano es complejo, proyectos como The Human Microbiome Project (HMP)  investigan las comunidades microbianas que viven dentro y fuera de nuestro cuerpo. Con la colaboración de varios científicos  está creando una base de datos de las secuencias de ADN del microbioma de personas sanas y con enfermedades, con la finalidad de conocer y entender la relación del microbioma con la salud y distintas enfermedades.

Esto deja un campo abierto para terapias que manipulen la proporción de bacterias a través del trasplante fecal, los antibióticos, los probióticos o prebióticos.

Quizá en unos años seamos capaces de entender y “cuidar” mejor a nuestros pequeños habitantes.

Artículo publicado para el Máster de Periodismo y Comunicación Científica (UNED).

NOTA: Este artículo es propiedad original del autor citado, aunque ha podido ser publicado anteriormente en otros medios, en cuyo caso aparecen descritos al final del mismo. En caso contrario o en notas de prensa el autor aparecerá como "Noticias de Internet"

Dejanos tu Comentario

Nombre: (Requerido)

E-Mail: (Requerido)

Sitio WEB:

Comentario: