Toni Hernández

Intermezzos evolutivos


bookmark bookmark bookmark bookmark bookmark bookmark bookmark bookmark bookmark

Llega un momento en el que los lectores más ávidos de divulgación científica suelen haber devorado ya los ‘clásicos’. En el caso de un manido tema como la evolución humana, seguramente habrán leído a Jay Gould, Elredge, probablemente Lewontin, nuestros Carbonell, Bermúdez de Castro, Ayala o Arsuaga, por mentar solo unos cuantos autores, o incluso habrán bebido de las fuentes originales de Lamarck, Darwin o de su coetáneo y menos conocido Wallace. Es complicado, en ese punto, que una obra de divulgación sobre evolucionismo les sorprenda si son buenos lectores. Por eso voy a recomendar, especialmente a los lectores ya avezados, que se adentren en los intermezzi propuestos por Adrià Casinos en su último libro.

Los amantes de la música saben que un intermezzo suele ser una ópera cómica breve que se ejecuta en general en los descansos de los actos de óperas más largas y sesudas. La idea es que las pausas sean refrescantes y relajantes. Pues bien, aunque el biólogo Adrià Casinos, catedrático de la Universidad de Barcelona, empiece su obra aludiendo a otra definición de intermezzo (referida a la idea genérica de “breve composición”) sin duda en sus “Intermezzos. En torno a evolución y evolucionismo” (Buridán) logra refrescarnos a la vez que intrigarnos con las introspecciones que presenta sobre la evolución.

La evolución (y el evolucionismo) se presta a tópicos reduccionistas que no suelen corresponderse con la compleja realidad del estudio de la vida, llena de matices que se escapan al profano. Así, por ejemplo, Casinos revisa la idea original de Darwin de la selección natural, que va mucho más allá de la popular y equivocada concepción de la “selección del más fuerte”; analiza el salto de la célula procariota a la eucariota, a menudo también erróneamente interpretado; y discute la posible complementariedad de la vicarianza y el dispersionismo en biogeografía.

Como en toda polifonía, Casinos concede un momento a las emociones cuando rememora sus estudios sobre el llamado “fósil viviente” del celacanto, y aprovecha entonces para hilvanar ese intermezzo vital con otro que viene a colación sobre las extinciones, uno posterior sobre el irracionalismo romántico y, finalmente,  otro sobre evolucionismo e ideología. Ante tal concatenación uno duda si el hilo es casual o va con segundas, pues convenimos con Casinos que la irracionalidad ha producido más monstruos que la razón (excepto cuando duerme, diría Goya) y, añadimos nosotros, el conflicto con la religión ha tenido bastante que ver en los encontronazos que el evolucionismo ha tenido (y tiene) con la ideología: todavía en muchos países, como los EEUU, el antievolucionismo campa a sus anchas generando en algunos lugares auténticas involuciones educativas. Para comprender la conexión entre la ideología y la pseudociencia, por cierto, no me cansaré de recomendar a Mario Bunge.

 

Y así, tras el Intermezzo final, el lector queda abandonado a la suerte de sus reflexiones. Uno no sabe entonces si era la intención del autor o, como en todo Intermezzo, de lo que se trataba era de haberse entretenido en aquel intervalo existencial mientras que, de nuevo, se levanta el telón del siguiente acto de nuestras vidas, de la siguiente lectura.

 

Adrià Casinos (2017). Intermezzos. En torno a evolución y evolucionismo. Barcelona: Biblioteca Buridán. 166 páginas. 18€.

 Gratis el sumario e inicio del libro aquí.

NOTA: Este artículo es propiedad original del autor citado, aunque ha podido ser publicado anteriormente en otros medios, en cuyo caso aparecen descritos al final del mismo. En caso contrario o en notas de prensa el autor aparecerá como "Noticias de Internet"

Dejanos tu Comentario

Nombre: (Requerido)

E-Mail: (Requerido)

Sitio WEB:

Comentario: