El tsunami de Japón provocó la formación de icebergs en la Antártida


bookmark bookmark bookmark bookmark bookmark bookmark bookmark bookmark bookmark

Imágen de satélite de la plataforma Sulzberger tras el tsunamiCientíficos de la NASA han observado por primera vez como un terremoto y el tsunami asociado a éste han causado el desprendimiento de grandes icebergs a un hemisferio de distancia. Kelly Brunt, especialista en la criosfera del Goddard Space Flight Center en Greenbelt, Maryland, y sus colegas han sido capaces de vincular el nacimiento de varios icebergs en la plataforma de hielo Sulzberger, en la Antártida, con el tsunami de Tohoku, que se originó con un terremoto frente a las costas de Japón en marzo de 2011. El hallazgo, detallado en un artículo publicado en el Diario de Glaciología, constituye la primera observación directa de una conexión entre los tsunamis y los icebergs.

El terremoto en la costa de Japón causó la formación de enormes olas que alcanzaron la plataforma de hielo de la Antártida, a 13.600 km de distancia, alrededor de 18 horas después. Estas olas rompieron varios trozos de hielo que en conjunto equivaldrían a dos veces la superficie de la isla de Manhattan. Según los registros históricos, esta pieza de hielo en particular no se había movido en al menos 46 años antes de la llegada del tsunami.

El nacimiento de un iceberg puede darse de un gran número de formas, y en la mayoría de los casos, los científicos encuentran los icebergs y tienen que trabajar hacia atrás para averiguar la causa de su nacimiento.

Sin embargo, en este caso ocurrió al contrario, tras el tsunami de Tohoku en el Océano Pacífico, Brunt y sus colegas miraron de inmediato hacia el sur. Utilizando múltiples imágenes de satélite los investigadores fueron capaces de observar nuevos icebergs flotando en el mar poco después de que el oleaje causado por el tsunami alcanzase la Antártida.

Brunt, Emile Okal de la Universidad del Noroeste y Douglas MacAyeal de la Universidad de Chicago, fueron capaces de ver todo lo que estaba sucediendo en las capas de hielo antártico casi a tiempo real, las imágenes de satélite les permitieron observar la aparición de nuevos icebergs flotando en el mar de Ross. "En el pasado hemos tenido que buscar la fuente. Este es un escenario inverso" dijo Brunt. "Supimos de inmediato que se trataba de uno de los eventos más importantes en la historia reciente, sabíamos que iba a haber suficiente oleaje y esta vez conocíamos la causa".

Los científicos especularon ya en la década de los 70 que las olas podrían causar la formación de icebergs. Artículos científicos publicados en los últimos años han utilizado modelos y mediciones mareográficas en un intento de cuantificar el impacto del oleaje del mar en los frentes de una plataforma de hielo. Es probable que el oleaje alcanzase solamente alrededor de 30 cm de altura cuando llegó a la plataforma antártica Sulzberger, pero la consistencia de las olas creadas fue suficiente estrés como para hacer que los icebergs se desprendiesen.

Gracias a los datos obtenidos con el radar de apertura sintética del satélite de la Agencia Espacial Europea, Envisat, que puede penetrar las nubes, se han obtenido las imágenes donde se diferencian dos icebergs de tamaño moderado con varios icebergs más pequeños a su alrededor. El iceberg más grande presenta una superficie similar a la de Manhattan. Después de mirar las imágenes de satélite históricas, el grupo determinó que la placa de hielo había estado allí desde al menos 1965, cuando fue captada por una fotografía aérea del USGS.

La prueba de que la actividad sísmica puede causar el nacimiento de icebergs en la Antártida podría arrojar algo de luz sobre nuestro conocimiento de los hechos pasados, dijo Okal. "En septiembre de 1868, oficiales de la Armada chilena informaron sobre la presencia fuera de temporada de grandes icebergs en el Pacífico sur, y más tarde se especuló que podrían haber nacido durante el gran terremoto de Arica y el tsunami del mes anterior", dijo Okal. "Ahora sabemos que este es el escenario más probable".

Este evento es una prueba más de la interconexión entre los diferentes sistemas de la Tierra. "El sistema de tectónica de placas se puede conectar con otro tipo de eventos aparentemente no relacionados: el nacimiento de los icebergs ", dijo MacAyeal.

Artículo publicado para el Máster de la UNED Periodismo Científico y Comunicación Científica.

NOTA: Este artículo es propiedad original del autor citado, aunque ha podido ser publicado anteriormente en otros medios, en cuyo caso aparecen descritos al final del mismo. En caso contrario o en notas de prensa el autor aparecerá como "Noticias de Internet"

Dejanos tu Comentario

Nombre: (Requerido)

E-Mail: (Requerido)

Sitio WEB:

Comentario: